Archive for the ‘Series’ category

No hay mas que decir: Studio 60 on the Sunset Strip

septiembre 9, 2007

El otro día, cuando hablaba de series de TV, hablaba de algunos de los grandes creadores de la televisión americana en nuestros días. Un lugar merecido en ese olimpo es para Aaron Sorkin, creador entre otras cosas, de la mejor aproximación que se ha hecho al mundo de la política. Me refiero a El Ala Oeste de la Casa Blanca, maltratada en sus emisiones por estos lares, pero cuyas seis temporadas son de obligada visión. Wing West, como se la conoce en EEUU fue emitida por la NBC (una de las majors). Por lo tanto, el siguiente proyecto de Sorkin, Studio 60 on the Sunset Strip, fue contratado también por esta cadena, a pesar de los cantos de sirena de la HBO. (televisión por cable donde se han emitido Los Soprano o Roma y que es una garantía de cuidado de la calidad) La primera temporada acabó de emitirse el 28 de junio y los responsables de la NBC ya han comunicado que no renueva. Los índices de audiencia acabaron con ella, a pesar de ser una obra maestra.

¿Que es Studio 60? Es muchas cosas. En primer lugar, es una mirada a la tele por dentro. El leit motiv de la serie es un show de televisión titulado de esa manera: Studio 60 on the Sunset Strip, que lleva 25 años emitiéndose de manera ininterrumpida. Es un programa de sketchs de humor con música en directo, invitados especiales. Algo así como el popular Saturday Night Live. La noche del estreno de la temporada y tras una fuerte discusión sobre la emisión de un sketch, el productor ejecutivo Wes Mendell explota delante de las camaras y hace un discurso sobre la corrupcíon, la autocensura, etc. Para sustituirle, la nueva presidenta de la cadena, Jordan McDeere (la bellísima Amanda Peet) contrata al prestigioso guionista, Matt Albie (Matthew Perry) y al realizador Danny Tripp (Bradley Whitford) que tuvieron que salir cinco años antes del programa por algo que no sabremos hasta el último capítulo.

A partir de ahí, nos encontramos con 22 capítulos de pura obra maestra con un ritmo endiablado para darnos la sensación de lucha contra el tiempo que tienen los productores cada semana para sacar un show digno, la lucha contra las audiencias, los problemas que surgen, a veces absurdos. Por poner un pero, la relación tormentosa en los 22 capítulos entre Albie y la estrella del programa, Harriet Hayes (la no menos bella Sarah Paulson) que es algo rocambolesca, aunque al final también encaje en el puzzle que monta Sorkin.

Cuando la serie acaba, la sensación de vacio es total con la imagen de Tripp en el estudio vacio. Sospecho que no solo las audiencias acabaron con ella, sino también las continuas referencias y críticas a situaciones, programas, gente real… Pero insisto, es una maravilla en diálogos, en interpretaciones, en ritmos. Y una compra segura cuando salga en DVD.

Del Monstruo que invadió mi cuarto (II). Series

agosto 27, 2007

Lo que yo llamo globalización de la cultura (el hecho de poder tener en un disco duro cantidades ingentes de cultura que antes eran impensables si no eras multimillonario) ha provocado un hecho curioso y es el enganche de mucha gente de entre 20 y 30 años a las series. También tiene mucho que ver el hecho de la gran calidad que están alcanzando dichas series, sobre todo en EEUU e Inglaterra. Una vista a mi disco duro reproductor (un aparato muy util que se enchufa a la tele y reproduce desde alli sin necesidad de cds, dvds, etc.) informa que hay unos 156 gigas en series por unos 50 en pelis, además de las series compradas en dvd o ya pasadas a otro formato.

Paso a comentaros un poco cuales son las series que ahora figuran en mi pila de pendientes:

1. Studio 60 on the Sunset Strip. Serie creada por Aaron Sorkin que cuenta con dos extraños records. Es la serie mas grabada y más descargada de Internet. Sus audiencias en USA no son nada del otro mundo, pero sin embargo, no cabe duda de que es muy vista. Sin embargo, la NBC ha decidido no renovarla, así que nos quedamos con solo una temporada de 22 episodios. La serie cuenta la vida entre bastidores de un programa de televisión (algo similar para entendernos a un Buenafuente en España, aunque como hacen ese tipo de programas en EEUU), las luchas intestinas entre la cadena, los guionistas, los actores, la repercusión pública de sus escandalos…. Contado así quizás no parezca muy atractiva pero el ritmo que le da Sorkin y sus espectaculares diálogos (y lo guapa que es Amanda Peet) conforman un producto muy interesante.

2. Prison Break. Otra serie que al leer la sinopsis no interesa. Un señor entra en la carcel acusado de asesinato y otro señor (después descubrimos que su hermano) entra para sacarlo. A mi me parecía interesante para una película de 4 horas pero no para 22 episodios. Sin embargo, la complejidad de la serie tanto dentro como fuera de la prisión, el carisma de algunos personajes, la genialidad de Michael Scofield (a pesar de estar interpretado por un actor inexpresivo) provoca una serie altamente adictiva. Ahora me dispongo a ver la segunda entrega (no descubro nada si digo que con los personajes fuera y sometidos a persecución). A ver si mantiene el nivel.

3. Friday Night Lights. Un entrenador es contratado por un prestigioso aunque rural instítuto de Texas para llevar a su equipo de fútbol americano a ganar el campeonato estatal. Tiene a algunos de los jovenes mas prometedores aunque en el primer partido uno de ellos sufre un accidente brutal y queda invalido. A partir de ahi, la presión que sufren el entrenador y su familia, o el sustituto del lesionado, el alcoholismo de uno de los jugadores, las chicas que revolotean alrededor de los jugadores y, sobre todo, una forma magistral de rodarlo todo hacen la que ha sido una de las mejores series del curso.

4. Eureka. Aquí, sin embargo, la premisa de partida si resultaba de lo más interesante. El oficial Jack Carter aparece por error en un extraño pueblo, donde los niños pequeños manejan con fluidez complicados conceptos físicos. Descubre que se trata de Eureka, un pueblo diseñado en los años 50 para instalar a los principales científicos y realizar experimentos que han hecho avanzar la tecnología desde aquel año. Al oficial se le ofrece el puesto de sheriff de la ciudad. A pesar de esto, los primeros capítulos que he visto no me han hecho precisamente engancharme, aunque si me apetece terminarla.

5. Verónica Mars. Verónica era la típica chica popular de instituto con un novio guapo y muchas amigas. Un incidente en el que se ven envueltos sus padres provoca el descenso a una categoría de casi paria. A partir de ahí, Verónica se convierte en una especie de investigadora privada que trata de descubrir los escandalos de los más ricos del lugar. Serie recien cancelada pero que durante las temporadas que ha durado ha sido un fenómeno fan auténtico.

6. Cinco Hermanos. Los Walker son una familia californiana, los padres y cinco hermanos, poseedores de una empresa familiar en la que trabajan todos salvo la interpretada por Calista Flockhart que es una respetada periodista de ideología conservadora, enfrentada a su madre precisamente por un asunto ideológico. En una reunión familiar, el padre sufre un ataque y fallece. Esa es la premisa con la que se inicia la serie que promete bastante.

7. Battlestar Galactica. Lo reconozco. Con todo lo friki que soy no he conseguido engancharme a una serie de ciencia ficción (ni Star Trek ni Babylon 5) Y voy a intentarlo con esta. Ya he visto la interesante miniserie que da paso a la primera temporada y aunque no termina de apasionarme le dare una oportunidad.

Esas son las series que pretendo terminar en los próximos meses. A medida que lo vaya haciendo, iré dejando críticas mas amplias.