Stardust. De la Magia. De Películas para entretener y Películas para hacer arte.

Antes de empezar con la crítica de la última película que he visto debo decir algo. Yo divido las películas en dos categorías. Por un lado, la película que se hace para decir: “Aquí dejo esto para la posteridad como obra de arte. Me da igual quien se entere, quien me siga o quien venga a verla”, y, por el otro lado, como mis sagaces lectores ya habrán adivinado, el que hace cine para que la gente lo vea. Hay películas estupendas (las de Darren Aronofski, por poner un ejemplo) en la primera categoria. Aunque pienso que las grandes, grandes de verdad beben de las dos.

Todo esto para decir que Stardust, (film dirigido por Matthew Vaughn) solo pretende una cosa y es que el espectador lo pase bien. El argumento es simple de explicar: en un pueblo inglés hay un misterioso muro que rodea el pueblo. El muro separa de otro reino dominado por la magia, con brujas, piratas, unicornios… En ese reino, el rey (Peter O’Toole, o sea que imaginense el nivel del reparto) está a punto de fallecer y anima a sus hijos a que se maten entre ellos para ver quien le sucederá. Para asegurarse de ello, envía una joya al cielo que, desgraciadamente, se anuda al cuello de una estrella (que son jovenes bellas) y la hace caer (Nadie ha dicho que para entretener haya que ser coherente).

Al mismo tiempo, en la parte “normal”, el joven Tristan (cuyo origen pese a que el no lo sabe está en la otra parte del muro) intenta seducir a una bella muchacha. La chica, caprichosa, al ver caer lo que piensa que es una estrella fugaz, se la pide como prueba de amor. Ni corto ni perezoso, el joven salta al muro y… hasta ahí, debemos leer. Si os sirve de algo, digamos que el referente mas claro de la peli es La princesa prometida.

Stardust basa su calidad en dos factores fundamentalmente. Primero, en su espectacular reparto: Robert de Niro (soberbio), Michelle Pfeiffer, Peter O’Toole, Rupert Everett, Ricky Gervais (es imposible no reirse cuando sale en pantalla) y los jovenes Charlie Cox, Claire Danes y Sienna Miller. Seguro que me dejo alguno. Y, segundo, en su origen, basado en un relato de Neil Gaiman. Para aquellos lectores menos versados en el tema de comics y literatura fantástica, solo una pequeña introducción. Cuando algo está escrito por este señor, se lee. Y punto. Sea lo que sea. Creo que he sido explicito.

Por poner alguna pega a la película, hay quizás un uso demasiado constante del humor, de las situaciones cómicas. No es que sean cargantes ni aburridas pero a lo mejor, la historia que se cuenta no las necesita tan a menudo. Sin embargo, y a pesar de eso, no puedo por menos que recomendar que vayais a verla. Se disfruta mucho. Sobre todo, si se sigue creyendo en la magi

Anuncios
Explore posts in the same categories: Cine

One Comment en “Stardust. De la Magia. De Películas para entretener y Películas para hacer arte.”


  1. Ummmmmm… pues de momento no llegó a comerse el turrón el blog no???

    Vuelveeeee..que ya no sé cuantas veces vas a empezarlo!!!!

    Besitos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: