Archivo para noviembre 2007

Stardust. De la Magia. De Películas para entretener y Películas para hacer arte.

noviembre 9, 2007

Antes de empezar con la crítica de la última película que he visto debo decir algo. Yo divido las películas en dos categorías. Por un lado, la película que se hace para decir: “Aquí dejo esto para la posteridad como obra de arte. Me da igual quien se entere, quien me siga o quien venga a verla”, y, por el otro lado, como mis sagaces lectores ya habrán adivinado, el que hace cine para que la gente lo vea. Hay películas estupendas (las de Darren Aronofski, por poner un ejemplo) en la primera categoria. Aunque pienso que las grandes, grandes de verdad beben de las dos.

Todo esto para decir que Stardust, (film dirigido por Matthew Vaughn) solo pretende una cosa y es que el espectador lo pase bien. El argumento es simple de explicar: en un pueblo inglés hay un misterioso muro que rodea el pueblo. El muro separa de otro reino dominado por la magia, con brujas, piratas, unicornios… En ese reino, el rey (Peter O’Toole, o sea que imaginense el nivel del reparto) está a punto de fallecer y anima a sus hijos a que se maten entre ellos para ver quien le sucederá. Para asegurarse de ello, envía una joya al cielo que, desgraciadamente, se anuda al cuello de una estrella (que son jovenes bellas) y la hace caer (Nadie ha dicho que para entretener haya que ser coherente).

Al mismo tiempo, en la parte “normal”, el joven Tristan (cuyo origen pese a que el no lo sabe está en la otra parte del muro) intenta seducir a una bella muchacha. La chica, caprichosa, al ver caer lo que piensa que es una estrella fugaz, se la pide como prueba de amor. Ni corto ni perezoso, el joven salta al muro y… hasta ahí, debemos leer. Si os sirve de algo, digamos que el referente mas claro de la peli es La princesa prometida.

Stardust basa su calidad en dos factores fundamentalmente. Primero, en su espectacular reparto: Robert de Niro (soberbio), Michelle Pfeiffer, Peter O’Toole, Rupert Everett, Ricky Gervais (es imposible no reirse cuando sale en pantalla) y los jovenes Charlie Cox, Claire Danes y Sienna Miller. Seguro que me dejo alguno. Y, segundo, en su origen, basado en un relato de Neil Gaiman. Para aquellos lectores menos versados en el tema de comics y literatura fantástica, solo una pequeña introducción. Cuando algo está escrito por este señor, se lee. Y punto. Sea lo que sea. Creo que he sido explicito.

Por poner alguna pega a la película, hay quizás un uso demasiado constante del humor, de las situaciones cómicas. No es que sean cargantes ni aburridas pero a lo mejor, la historia que se cuenta no las necesita tan a menudo. Sin embargo, y a pesar de eso, no puedo por menos que recomendar que vayais a verla. Se disfruta mucho. Sobre todo, si se sigue creyendo en la magi

Anuncios

De Programaciones, Pruebas de Diagnóstico y otras cosas aburridas que hacemos los profes

noviembre 3, 2007

Sigo queriendo dejar mal a los agoreros que pronosticaron que no me comería el turrón en este blog. También quiero tranquilizar a alguna gente que dicen estar algo preocupados por mi al verme mas serio de la cuenta. Llevo unas semanas sin escribir en el blog por una razón de lo más socorrida pero real como la vida misma. No tengo tiempo. Por lo menos, no lo he tenido.  Si, la vida de un profe de instituto es tan estresante (al menos en estas fechas) como para eso. La vida de un profesor de instituto que se la quiera hacer estresante. Y además, si tienes el problema que tengo yo, la situación se complica. Y es que no se decir que no. En una semana normal, puedo involucrarme como mínimo en dos proyectos, historias o paranoias mentales propias mas. Se que tengo que resolver esto pero con la edad que tengo ya…

Además, en este centro las cosas son muy raras. Yo estaba acostumbrado a que el jefe de departamento copiaba la programación del año anterior, le añadía y le cambiaba lo que fuera menester y, para adelante. Aquí creo que nos estamos complicando la vida de mas. Será porque yo siempre he entendido eso de la programación como un documento puramente teórico que luego tenía poca realización práctica (algo asi como “la programación pondra lo que sea, pero en mi clase mando yo”)   y aquí, con el cambio de legislación y tal pretenden ir de otro rollo. No se, el caso es que me falta un poquito para terminar de programar mis cursos, pero ya está encarrilado.

Por otro lado, estas dos semanas se han hecho las “Pruebas de Evaluación de Diagnóstico”. Para los legos, unas pruebas que hace la Junta en todos los centros, a todos los alumnos de 3º de ESO en Lengua y Matemáticas, para ver como van los niveles básicos. Yo no se el dineral que habrán gastado en cuadernillos, fotocopias, etc. para luego proponer unas pruebas que no sirven para ver nada, incorregibles  y que solo sirven para perder el tiempo de alumnos y, sobre todo, profesorado. Pero, bueno, también están corregidas ya.

Finalmente, y para terminar de justificar mi ausencia (que tampoco se si le interesa a alguien) estoy estudiando las oposiciones de manera algo más sistemática de lo que es habitual en mi. Por lo demás, bastante bien. Ya tengo internet en mi casa de Belmez, con lo cual el Lphant (una especie de Emule) funciona a plenísimo rendimiento. Con los compañeros, ya se ha hecho alguna salida y se prepara una noche en el instituto jugando a la Play (concretamente, al juego este del Singstar, especie de karaoke con el que ya hice furor en Ugíjar). Los niños, bastante bien. Ya los tengo calados y ellos a mi, y la cosa va bastante como la seda (bastará decir esto para que se tuerza). Y espero a partir de esta semana actualizar el blog con algo de asiduidad. Un saludito.