La Última Legión, o de como destrozar dos historias míticas

No hace ni una hora que acabo de ver la película perpetrada por un tal Doug Lefler titulada La última Legión. Se trata de un insulto al cine que sin embargo entretiene y no se hace pesada. Basada en una novela de Valerio Manfredi (autor de bestsellers sobre el mundo clásico de cierta fama, sobre todo Alexandros) la premisa a priori parecía interesante. El último emperador romano de Occidente. Rómulo Augústulo, viaja con un pequeño grupo de fieles hacia Britania para encontrarse con la IX Legion, tras la caida del imperio a manos de Odoacro. Hasta aquí todo bien. Efectivamente, no sabemos nada sobre el joven emperador tras la caida de Ravena (donde se encontraba la capital del imperio). A esto se le añade que Rómulo, guiado por su preceptor, ha encontrado tras un breve cautiverio en Capri, la mítica espada de Julio César. Esta espada luego se convertirá en Excalibur y Rómulo se convertira en Pendragón, el padre del no menos mítico Rey Arturo.

No es la historia en si lo que está mal. Es como nos la cuenta Lefler (no he leido el libro de Manfredi). No sabemos como se ha convertido el preceptor (interpretado por Ben Kingsley) en el guardian de la espada, ni porque lo marcan, ni que relación tiene el caudillo britano con mascara con la espada ni nada de lo que es la historia en si. Solo que Romulo escapa, que la espada es muy importante y que al final, en la escena de Ben Kingsley con el futuro Arturo, resulta que todos se han cambiado el nombre para coincidir con la leyenda arturica. Lo dicho, una buena premisa no alcanza para hacer una buena historia, ni siquiera contando con actores eficaces como Colin Firth, Peter Mullan o el propio Kingsley. Aparte el personaje de Aishwarya Rai que hace de una especie de Buffy Cazavampiros, pero que en vez de vampiros mata godos y britanos. La mayoría de las secuencias rinden culto a la trilogía de Peter Jackson El Señor de los Anillos (imposible no pensar al final en la batalla del Abismo de Helm) pero sin la magia (y sin el presupuesto) de la citada.

En definitiva, si se sobrepasan sus incoherencias, sus momentos en blanco, la película es entretenida pero no aporta nada mas.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “La Última Legión, o de como destrozar dos historias míticas”

  1. ninita Says:

    Mire usted por donde, tenia yo interés en ver esa peli. No se por qué motivo todo lo relacionado con el Rey Arturo me llama mucho la atencón, y he visto casi todas las pliculas que han hecho sobre ese tema. Ayer estuve mirando, a ver si merecía la pena o no, y ciertamente no entendí muy bien la trama. Y dices que que regular… ¿no?, entretenida pero sin sustancia, bueno pues no se, lo mismo ya no voy a verla. Es lo que tiene tener un amigo crítico de cine, que te ahorra unos “leuros”. Bueno corazón que lo pases bien. Besitos.

    No puedo comprender como has podido estar tanto tiempo sin escribir en el blog, y donde echabas tanta sabiduría?, con los nenes?. Mas besitos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: