Pues no, no me lo comi

Publicado agosto 7, 2008 por tristealegre
Categorías: Uncategorized

Pues como ya suponan mis amables lectores al final no me com el turrn.El curso ha sido duro y estresante aunque al final todo ha salido a pedir de boca. Cuando les escribo esto soy funcionario en prcticas con Belmez como destino provisional, me encuentro sacndome el carnet de conducir (no, no es un milagro) amn de otras circunstancias personales. Adems el Crdoba se mantuvo en segunda, Espaa gan la eurocopa, Nadal gano Wimbledon, as que el curso ha salido redondo.Les escribo esto desde mi
ipod, as que me perdonarn s hay algn error pero el teclado virtual es pequeito. Prometo seguir actualizando

Stardust. De la Magia. De Películas para entretener y Películas para hacer arte.

Publicado noviembre 9, 2007 por tristealegre
Categorías: Cine

Antes de empezar con la crítica de la última película que he visto debo decir algo. Yo divido las películas en dos categorías. Por un lado, la película que se hace para decir: “Aquí dejo esto para la posteridad como obra de arte. Me da igual quien se entere, quien me siga o quien venga a verla”, y, por el otro lado, como mis sagaces lectores ya habrán adivinado, el que hace cine para que la gente lo vea. Hay películas estupendas (las de Darren Aronofski, por poner un ejemplo) en la primera categoria. Aunque pienso que las grandes, grandes de verdad beben de las dos.

Todo esto para decir que Stardust, (film dirigido por Matthew Vaughn) solo pretende una cosa y es que el espectador lo pase bien. El argumento es simple de explicar: en un pueblo inglés hay un misterioso muro que rodea el pueblo. El muro separa de otro reino dominado por la magia, con brujas, piratas, unicornios… En ese reino, el rey (Peter O’Toole, o sea que imaginense el nivel del reparto) está a punto de fallecer y anima a sus hijos a que se maten entre ellos para ver quien le sucederá. Para asegurarse de ello, envía una joya al cielo que, desgraciadamente, se anuda al cuello de una estrella (que son jovenes bellas) y la hace caer (Nadie ha dicho que para entretener haya que ser coherente).

Al mismo tiempo, en la parte “normal”, el joven Tristan (cuyo origen pese a que el no lo sabe está en la otra parte del muro) intenta seducir a una bella muchacha. La chica, caprichosa, al ver caer lo que piensa que es una estrella fugaz, se la pide como prueba de amor. Ni corto ni perezoso, el joven salta al muro y… hasta ahí, debemos leer. Si os sirve de algo, digamos que el referente mas claro de la peli es La princesa prometida.

Stardust basa su calidad en dos factores fundamentalmente. Primero, en su espectacular reparto: Robert de Niro (soberbio), Michelle Pfeiffer, Peter O’Toole, Rupert Everett, Ricky Gervais (es imposible no reirse cuando sale en pantalla) y los jovenes Charlie Cox, Claire Danes y Sienna Miller. Seguro que me dejo alguno. Y, segundo, en su origen, basado en un relato de Neil Gaiman. Para aquellos lectores menos versados en el tema de comics y literatura fantástica, solo una pequeña introducción. Cuando algo está escrito por este señor, se lee. Y punto. Sea lo que sea. Creo que he sido explicito.

Por poner alguna pega a la película, hay quizás un uso demasiado constante del humor, de las situaciones cómicas. No es que sean cargantes ni aburridas pero a lo mejor, la historia que se cuenta no las necesita tan a menudo. Sin embargo, y a pesar de eso, no puedo por menos que recomendar que vayais a verla. Se disfruta mucho. Sobre todo, si se sigue creyendo en la magi

De Programaciones, Pruebas de Diagnóstico y otras cosas aburridas que hacemos los profes

Publicado noviembre 3, 2007 por tristealegre
Categorías: Educación

Sigo queriendo dejar mal a los agoreros que pronosticaron que no me comería el turrón en este blog. También quiero tranquilizar a alguna gente que dicen estar algo preocupados por mi al verme mas serio de la cuenta. Llevo unas semanas sin escribir en el blog por una razón de lo más socorrida pero real como la vida misma. No tengo tiempo. Por lo menos, no lo he tenido.  Si, la vida de un profe de instituto es tan estresante (al menos en estas fechas) como para eso. La vida de un profesor de instituto que se la quiera hacer estresante. Y además, si tienes el problema que tengo yo, la situación se complica. Y es que no se decir que no. En una semana normal, puedo involucrarme como mínimo en dos proyectos, historias o paranoias mentales propias mas. Se que tengo que resolver esto pero con la edad que tengo ya…

Además, en este centro las cosas son muy raras. Yo estaba acostumbrado a que el jefe de departamento copiaba la programación del año anterior, le añadía y le cambiaba lo que fuera menester y, para adelante. Aquí creo que nos estamos complicando la vida de mas. Será porque yo siempre he entendido eso de la programación como un documento puramente teórico que luego tenía poca realización práctica (algo asi como “la programación pondra lo que sea, pero en mi clase mando yo”)   y aquí, con el cambio de legislación y tal pretenden ir de otro rollo. No se, el caso es que me falta un poquito para terminar de programar mis cursos, pero ya está encarrilado.

Por otro lado, estas dos semanas se han hecho las “Pruebas de Evaluación de Diagnóstico”. Para los legos, unas pruebas que hace la Junta en todos los centros, a todos los alumnos de 3º de ESO en Lengua y Matemáticas, para ver como van los niveles básicos. Yo no se el dineral que habrán gastado en cuadernillos, fotocopias, etc. para luego proponer unas pruebas que no sirven para ver nada, incorregibles  y que solo sirven para perder el tiempo de alumnos y, sobre todo, profesorado. Pero, bueno, también están corregidas ya.

Finalmente, y para terminar de justificar mi ausencia (que tampoco se si le interesa a alguien) estoy estudiando las oposiciones de manera algo más sistemática de lo que es habitual en mi. Por lo demás, bastante bien. Ya tengo internet en mi casa de Belmez, con lo cual el Lphant (una especie de Emule) funciona a plenísimo rendimiento. Con los compañeros, ya se ha hecho alguna salida y se prepara una noche en el instituto jugando a la Play (concretamente, al juego este del Singstar, especie de karaoke con el que ya hice furor en Ugíjar). Los niños, bastante bien. Ya los tengo calados y ellos a mi, y la cosa va bastante como la seda (bastará decir esto para que se tuerza). Y espero a partir de esta semana actualizar el blog con algo de asiduidad. Un saludito.

De musicales, horarios, brujas malas y Telefónica

Publicado octubre 1, 2007 por tristealegre
Categorías: Cine, Literatura

Aunque haya por ahí agoreros que piensan que este blog ha muerto por mi conocida tendencia a dejar las cosas a la mitad, la verdadera razón de la falta de posts es bastante mas prosaica. No se por que extraña razón, el ADSL de mi casa no va y parece que le queda. La razón es que mis padres pretendían instalar eso de Imagenio y el instalador al ver que mi ordenador iba con Linux (Kubuntu, concretamente) y en otra partición con Windows Vista huyo asustado, dejandome aquello malamente. El ordenador ya está arreglado (tras un formateo) pero el ADSL depende de ellos. Por otro lado, pretendía tener Internet en Belmez a traves de un modem USB pero resulta que aquí la cobertura 3G no ha llegado. En fin, que estoy algo aislado.

Prometí hablar sobre Wicked, la novela de Gregory Maguire que reformula el mito del mago de Oz.  Y la verdad es que esa reformulación prometía mas de lo que acaba dando.  Se trata de una novela más difícil de leer  de lo que parece, con capas excesivamente profundas para una novela de género y con un referente tan claro como el libro original de Baum. La novela pretende ser una reflexión sobre la naturaleza del mal. A grandes rasgos, las dos malvadas brujas son rivales políticas del gobernador absoluto de Oz y Dorothy no deja de ser un peon en manos del mago. Sin embargo, muchos elementos se dejan sin explicación (la naturaleza de los acompañantes de Dorothy, el color verde de la bruja…) En fin, que es una novela bien escrita pero, a mi modo de ver, fallida. Parece ser que hay un exitoso musical en Broadway. En fin…

Y hablando de musicales, la semana pasada vi la única película por el momento capaz de superar a Ratatouille como campeona absoluta en el cine de este año. Me estoy refiriendo a Hairspray, la maravillosa película de Adam Shankman, remake de aquel transgresor musical de John Waters. Shankman ya fue el responsable de aquel capítulo musical de Buffy Cazavampiros. Y aquí se supera con una dirección de actores sensacional y una coreografía al nivel de esos actores. ¿Los defectos? Los típicos de todo musical. Algún bajón de ritmo y algún defecto de montaje. Por lo demás, es una película para ver, volver a ver y volver a ver. Ahora me encuentro en plena busqueda de la versión de Waters y de alguna grabación del musical de Broadway. Y el “Good Morning, Baltimore” que no se me va de la mente.

Además, he visto alguna otra película: Salir Pitando (por favor, no vayan a verla); Os declaro marido y marido (una comedia divertida con su puntito gamberro y dedicada a los fans de Adam Sandler) y Disturbia, con la estrella del futuro, Shia Labeouf y que nos presenta a un villano magnifico, David Morse y a una chica guapísima, Sarah Roehmer. Película que empieza como drama social, sigue como peli de adolescentes tipo Goonies y en sus últimos 20 minutos da auténtico terror. Interesante.

En el instituto bien. Acoplándome poco a poco a una forma de trabajar muy diferente y con un problema de horarios (me paso en una hora) que no se si es muy legal, pero, tampoco vamos a quejarnos demasiado. Así que el post de hoy hasta aquí. Intentaré por lo menos hacer un post ecléctico de este tipo mientras sigo “desinternetizado” para quitarles el mono de mis palabras. Un saludito.

De vita nuova

Publicado septiembre 19, 2007 por tristealegre
Categorías: Uncategorized

Si, se que he tenido el blog un pelín abandonado esta semana, pero espero que mis escasos lectores entenderán que entre la “vuelta al cole” y a un cole nuevo además, que no tiene naaaaaaaaaaada que ver con el anterior, el reinicio de mi carrera deportiva, y, en fin, pues todo lo que tiene de adaptación, estoy llegando a mi casa agotaito.

Les cuento para quien quiera saber. La primera impresión del instituto horrible. Desorganizado (aunque después he descubierto que simplemente organizado de otra manera), con unos malos rollos impresionantes entre la gente… En fin, que cuando llevaba una hora allí me quería volver a la Alpujarra. Después, he descubierto que no, que simplemente la gente va mas a lo suyo. Finalmente, y tras duras negociaciones, me he quedado con un 3º de ESO, un 2º (son grupos flexibles, quiere decir que están ordenados por niveles y hay menos niños en cada grupo), y la diversificación curricular de 4º. Además me han obsequiado con una Alternativa a la Religión en 3º (¿podré objetar?) y una tutoria. El lunes me presenté a los niños de la tutoria en una clase de techos enormes y de acústica infernal y ayer y hoy he empezado a dar clase a los distintos grupos. La primera impresión de ellos no es mala, pero la primera semana no es propicia para ese tipo de impresiones.

Finalmente, aunque podría ir y venir todos los días (a pesar de mi ya proverbial falta de carnet de conducir y de coche) he optado por buscar algo en Belmez. Resulta que tenemos un primo allí con un alojamiento. Finalmente me he quedado con él, aunque las condiciones de la casa son algo sui generis. Les cuento. La casa es propiedad de la suegra de nuestro pariente. Y de vez en cuando, la buena mujer se presenta allí y da su vuelta. E incluso en alguna contada ocasión se queda a dormir (me han asegurado que en los últimos tres años esto ha ocurrido una vez. Ya veremos). Además, nuestro pariente (policia local del pueblo) tiene una pequeña peluquería en una habitación anexa a la casa a la que acude una vez por semana, y de vez en cuando pues también entra a usar el servicio, etc. Me han asegurado que las molestias van a ser mínimas. Y el precio (180 Euros) creo que puede valerlo. De todas maneras, mi intención no es estar allí toda la semana, sino a lo mejor un par de días. Y no tener que estar todo el día cargando con libros, cuadernos, etc. Será una especie de base de operaciones.

Por otra parte, como ya he dicho he vuelto a retomar mi carrera deportiva. Hace tres años entrené a un equipo de baloncesto de Primera División Provincial y este año, aprovechando mi cercanía a Córdoba, pues han vuelto a ofrecerme el puesto. El ser el último entrenador que consiguió unos resultados dignos y el ser miembro de la directiva han influido. Así que ya llevo también un par de semanas entrenando al equipo. Les contaré mis progresos. Y poco mas. Estas semanas, poco tiempo para leer y ver cosas. Terminé Wicked, la novela sobre el universo del Mago de Oz que les contaba en un post anterior y a la que dedicaré un post más largo porque tiene cosas que rascar. Un saludito y sean buenos.

No hay mas que decir: Studio 60 on the Sunset Strip

Publicado septiembre 9, 2007 por tristealegre
Categorías: Series, Uncategorized

El otro día, cuando hablaba de series de TV, hablaba de algunos de los grandes creadores de la televisión americana en nuestros días. Un lugar merecido en ese olimpo es para Aaron Sorkin, creador entre otras cosas, de la mejor aproximación que se ha hecho al mundo de la política. Me refiero a El Ala Oeste de la Casa Blanca, maltratada en sus emisiones por estos lares, pero cuyas seis temporadas son de obligada visión. Wing West, como se la conoce en EEUU fue emitida por la NBC (una de las majors). Por lo tanto, el siguiente proyecto de Sorkin, Studio 60 on the Sunset Strip, fue contratado también por esta cadena, a pesar de los cantos de sirena de la HBO. (televisión por cable donde se han emitido Los Soprano o Roma y que es una garantía de cuidado de la calidad) La primera temporada acabó de emitirse el 28 de junio y los responsables de la NBC ya han comunicado que no renueva. Los índices de audiencia acabaron con ella, a pesar de ser una obra maestra.

¿Que es Studio 60? Es muchas cosas. En primer lugar, es una mirada a la tele por dentro. El leit motiv de la serie es un show de televisión titulado de esa manera: Studio 60 on the Sunset Strip, que lleva 25 años emitiéndose de manera ininterrumpida. Es un programa de sketchs de humor con música en directo, invitados especiales. Algo así como el popular Saturday Night Live. La noche del estreno de la temporada y tras una fuerte discusión sobre la emisión de un sketch, el productor ejecutivo Wes Mendell explota delante de las camaras y hace un discurso sobre la corrupcíon, la autocensura, etc. Para sustituirle, la nueva presidenta de la cadena, Jordan McDeere (la bellísima Amanda Peet) contrata al prestigioso guionista, Matt Albie (Matthew Perry) y al realizador Danny Tripp (Bradley Whitford) que tuvieron que salir cinco años antes del programa por algo que no sabremos hasta el último capítulo.

A partir de ahí, nos encontramos con 22 capítulos de pura obra maestra con un ritmo endiablado para darnos la sensación de lucha contra el tiempo que tienen los productores cada semana para sacar un show digno, la lucha contra las audiencias, los problemas que surgen, a veces absurdos. Por poner un pero, la relación tormentosa en los 22 capítulos entre Albie y la estrella del programa, Harriet Hayes (la no menos bella Sarah Paulson) que es algo rocambolesca, aunque al final también encaje en el puzzle que monta Sorkin.

Cuando la serie acaba, la sensación de vacio es total con la imagen de Tripp en el estudio vacio. Sospecho que no solo las audiencias acabaron con ella, sino también las continuas referencias y críticas a situaciones, programas, gente real… Pero insisto, es una maravilla en diálogos, en interpretaciones, en ritmos. Y una compra segura cuando salga en DVD.

De cambios de vida, de adioses, despedidas…

Publicado septiembre 9, 2007 por tristealegre
Categorías: Educación

Pues llegó el momento. Notarán ustedes (si alguno lee el blog con asiduidad) que he estado una semana o algo mas sin contar nada. El lunes me fui a Granada para asistir a la primera fase del Eurobasket que se celebra en nuestro pais. Pero no es de eso de lo que quiero hablar. Saben ustedes que soy profesor de lengua, y que durante los dos últimos años he estado destinado en Ugíjar, pueblo de las Alpujarras granadinas (mu lejos, mu lejos de mi casa). El pasado viernes salieron los destinos definitivos de este año, y ante mi sorpresa me han dado Belmez (un pueblo de Córdoba mu cerca, mu cerca de mi casa) Las sensaciones son muy encontradas.

Por un lado, Belmez, no solo por su relativa cercanía a Córdoba (me permite ir y venir todos los días, y cuanto menos estar todos los fines de semana aqui), es un pueblo que justamente se encuentra al lado del pueblo de mi familia y eso me va a permitir jugar un poco con días que apetezca quedarme, días que esté cansado… Además parece un centro pequeño y esos son los que prefiero. Sin embargo…

La estancia en Ugíjar ha sido, en gran parte, inolvidable. Creo que recordaré toda mi vida la llegada a aquel pueblo. Primero, la estancia en delegación por la mañana y la sonrisilla irónica del funcionario cuando le pregunte si el pueblo estaba muy lejos. Después, el viaje infernal a traves de las sierras de Granada, con subidas, bajadas, curvas… Cuatro horas que no exagero si dijo que fueron de las peores de mi vida. La llegada al día siguiente a un instituto que parecía cualquier cosa menos un instituto. La entrada a 2ºB con aquel niño que no dejaba de moverse (luego me entere de que era hiperactivo). La llegada a mi tutoria de 4º con los niños en un lado y las niñas en otro (para que se me ocurriría decirles que se mezclaran). Después los compañeros, las comidas fuera, la primera noche que sali y me encontre el bar donde desayunabamos convertido casi en discoteca (fue la primera de muchas noches), el viaje por el pueblo en maletero a 120, las invasiones nocturnas… El primer año fue tan increible que a veces daba la sensación de que era un niño jugando a ser profe (aunque, ojo, cumplía como el que mas)

El segundo fue distinto. En el mismo instituto pero con un cambio de rol importante y viendo la cara oscura de la educación y la sociedad. Sin embargo, una nueva remesa de compañeros estupendos (mas los que quedabamos) hizo que los problemas en el instituto (que fueron muchos) quedaran relegados a un segundo plano.

Se que me va a costar. Que el martes entraré en el nuevo centro, que miraré a mi alrededor y que no veré a gente que no eran compañeros, ni casi amigos, eran y son familia. Que entraré a la primera clase y no veré a alumnos que te buscaban para pedirte opinion sobre cualquier cosa o que te visitaban porque sabian que me quedaba muchos fines de semana allí solo. Tambien se que me adaptaré rapido porque siempre lo hago a las nuevas situaciones. Pero Ugíjar y el Ulyssea y su gente se quedan en mi vida y espero que no me dejen nunca salir de ella.